eseu✉ martinezsoroaclinicadental@hotmail.com
✆ 943 57 57 31
eseu✉ martinezsoroaclinicadental@hotmail.com
✆ 943 57 57 31

PREGUNTAS FRECUENTES

IMPLANTES

¿Cuál es la diferencia entre una prótesis y un implante dental?

ESTÉTICA: A nivel estético, tanto una prótesis fija como un implante responden muy bien a los requerimientos estéticos del paciente, aunque los avances en las técnicas y materiales de implantología consiguen que los últimos se parezcan y se sientan más como los dientes naturales.

FUNCIONALIDAD: A nivel funcional, los implantes responden mucho mejor que las prótesis, ya que no se mueven ni corren el riesgo de desprenderse, son más firmes y seguros. Además, con la implantología de carga inmediata, el paciente puede comer, beber y hacer vida normal en un solo día.

ADAPTACIÓN: Por norma general, los pacientes de prótesis dental requieren un mayor tiempo de adaptación que los de implantología. Los implantes se sienten y funcionan como dientes naturales, mientras que las prótesis son un cuerpo extraño al que hay que acostumbrarse. Aunque cada caso es diferente, ya que dependerá en gran medida de las condiciones anatómicas del hueso y de la capacidad de la persona para adaptarse al cambio.

INDEPENDENCIA: Los implantes se colocan directamente sobre el hueso, con lo que no dependen de los dientes adyacentes, ni los sobrecargan o afectan de ninguna forma. En cambio, las prótesis se sujetan a los dientes adyacentes, por lo que se limita la cantidad de dientes que se pueden reemplazar por una parte, y necesitan dientes sanos y en perfecto estado por la otra.

DURACIÓN: Ambas intervenciones requieren unos cuidados y mantenimiento posteriores adecuados, como una correcta higiene dental y revisiones periódicas. En las mejores condiciones, una prótesis dura entre ocho y doce años, mientras que los implantes pueden durar toda la vida, si se cuidan correctamente.

¿Se puede colocar un implante dental en el mismo acto en el que se ha quitado un diente dañado?

Sí, se puede realizar siempre que se den las condiciones adecuadas, como que no exista una infección activa o que la encía se encuentre en buen estado de salud. Además debe existir la suficiente cantidad de hueso para garantizar la inmovilización del implante para su correcta integración.

¿Si me tengo que quitar un diente que se ve para ponerme un implante dental cómo puedo tapar el hueco inmediatamente hasta que me coloquen el implante?

En caso de colocar el implante en el hueco que deja el diente tras su extracción se puede valorar si es factible colocar un diente fijo provisional al implante en la misma intervención. Esto es lo que se conoce como carga inmediata o estética inmediata.
Aunque las condiciones no permitan realizar esta técnica, el paciente no se marchará con el hueco del diente a su casa ya que se le colocará un diente provisional inmediato removible o de “quita y pon».

¿Cuáles son las ventajas de los implantes dentales?

Que el paciente recupera la masticación, la estética y la confianza a través de una nueva dentadura fija.

¿Cómo es la cirugía de implantes dentales?

Habitualmente es una cirugía sencilla, depende de una buena planificación y de tener conocimiento de las técnicas adecuadas, pero las cirugías de implantes suelen cursar rápidamente y con pocas molestias. Tras este tipo de cirugía, en la mayoría de los casos, el paciente puede volver a su vida normal, es decir, puede incorporarse al trabajo, ir a comprar, salir al cine…
Aunque se exige reposo relativo, principalmente en la masticación, para garantizar un buen postoperatorio ausente de infección, de inflamación u otros contratiempos.

¿Cuánto tiempo me duran los implantes dentales?

Los implantes dentales no tienen fecha de caducidad pero es imprescindible mantener una correcta salud bucodental y acudir a las revisiones pertinentes para evitar problemas posteriores.
Cuando colocamos el implante no se hace con la intención de retirarlo en un tiempo o que pueda dar problemas irreversibles, por lo que la duración de un implante es indefinida, a priori, siguiendo las recomendaciones adecuadas.

¿Cuántos implantes dentales me puedo poner?

Cuando se va a reponer un diente hace falta un implante, que se encargará de soportar las cargas de ese nuevo diente sin la ayuda del diente de al lado.Si se reponen dos dientes, como norma general se utilizan dos implantes.
Para reponer tres dientes unidos entre sí lo habitual es emplear dos implantes, no reponiendo con implante el diente intermedio.

¿A qué edad se puede hacer los implantes dentales?

Para que podamos colocar un implante hay que esperar a que el paciente termine su desarrollo óseo, ya que si no el implante puede quedar embebido dentro del crecimiento de hueso del paciente, por lo que para poder colocar un implante el paciente debe ser mayor de edad.

¿Qué cuidados especiales requieren los implantes dentales?

Antes de la cirugía de implante dental el paciente ha sido instruido en mantener una boca cuidada e higiénica y después continuaremos con las revisiones, primero a corto plazo, y después se irán dilatando hasta solamente tener que realizar la revisión una vez al año, si el paciente ha superado satisfactoriamente la revisión previa.

Si me pongo implantes dentales, ¿me va a quedar natural o se va a notar?

Una prótesis sobre implantes dentales no sólo debe cumplir unas expectativas funcionales, también estéticas. Con un estudio previo del caso se pueden conocer las posibilidades del resultado estético.

Si me pongo implantes dentales, ¿voy a poder masticar bien?

La masticación con los implantes dentales es igual de efectiva que con tus dientes naturales. Un implante te permite masticar y triturar la comida igual de bien que el resto de tus dientes. No se mueven.

¿Si pierdo los dientes por enfermedad periodontal es aconsejable reponerlos con implantes dentales?

Sí, pero es fundamental que la enfermedad periodontal esté controlada antes de colocar un implante porque sino el propio implante sufrirá dicha enfermedad, perdiéndose.

¿Qué se hace si se pierde un implante dental?

Mantener la calma en todo momento, porque no tiene que aparecer ningún dolor o infección a posteriori. Acudir al dentista para valorar lo que ha pasado y buscar una solución, como puede ser colocar otro implante en el mismo sitio, pero teniendo en cuenta el fracaso del primer implante dental para que no se vuelva a producir.

BLANQUEAMIENTO

¿En qué consiste el tratamiento de blanqueamiento dental?

El color del diente depende en pequeña medida del color del esmalte (capa superficial translúcida del diente) y en gran medida del color de la dentina (capa que se encuentra debajo del esmalte). De manera que el color que presenta el diente es reflejo sobretodo del color de la dentina. Será la capa que tengamos que blanquear. Se utilizan geles que actúan químicamente, pudiendo reducir varios tonos dentro del mismo color del diente. Los dientes se blanquean mediante una solución de peróxido de carbamida o de hidrógeno, en distintas concentraciones. Estos peróxidos liberan oxígeno que penetra hasta las estructuras más íntimas del diente a través de los prismas del esmalte y produce un efecto blanqueador.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento de blanqueamiento dental?

El tratamiento de blanqueamiento dental dura entre 2 – 4 semanas.

¿Existen diferentes tipos de blanqueamiento dental?

Generalmente se realiza un blanqueamiento en la clínica que dura aproximadamente 1 hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario para llevar a cabo en casa, con las respectivas indicaciones del odontólogo. En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es necesario realizar una limpieza dental previa a la realización del blanqueamiento dental.

¿Quién puede realizarse un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental se realiza en la dentición permanente sana. Hay que realizar una primera valoración para constatar que el paciente no tiene caries, sarro, problemas en las encías (gingivitis) y que los tratamientos anteriores están en buen estado (obturaciones-empastes) para asegurarnos de que la boca está saneada antes de empezar el blanqueamiento. En mujeres embarazadas recomendamos que esperen a que termine el embarazo antes de realizarse el blanqueamiento dental. Aunque no hay nada descrito en cuanto a daños en el feto, en Clínica Dental Martínez Soroa preferimos esperar. En menores de 18 años en principio no se suelen hacer blanqueamientos. Aún así a veces nos encontramos con adolescentes de 15-16 años que tienen mucho complejo con su color de dientes y en este caso sí es aconsejable empezar el tratamiento. En adolescentes prematuros (12-13 años) es aconsejable esperar.

¿A partir de qué edad se puede hacer un blanqueamiento dental?

A partir del final de la adolescencia, cuando ya han erupcionado del todo los dientes y las encías están estabilizadas. En adolescentes prematuros (12-13 años) se suele aconsejar esperar. Si nos encontramos con adolescentes de 15-16 años que tienen complejo con su color de dientes sí es aconsejable empezar el tratamiento.

¿Cuáles son los resultados del blanqueamiento dental?

Los dientes que han ido adquiriendo un color amarillo con el paso del tiempo o que incluso siendo un diente joven tengan este color tienen una respuesta muy buena al tratamiento blanqueador. Los dientes con tinciones en bandas horizontales causadas por las tetraciclinas también mejoran con éste tratamiento, aunque estas bandas horizontales no desaparecen del todo, pueden atenuarse. El blanqueamiento dental permite mejorar la mayoría de tinciones, sin embargo, no todas la manchas u oscurecimientos dentales son eliminables a través del blanqueamiento y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas o coronas (fundas) de porcelana.

¿En cuánto tiempo se consiguen los resultados del blanqueamiento dental?

En Martínez Soroa te proponemos dos formas de hacerlo: una es combinada, parte en la clínica y parte en casa, y la otra es en casa solamente. Los resultados se alcanzan entre 15 días y un mes.

Me da miedo que el resultado del blanqueamiento dental deje demasiado blancos mis dientes.

No hay que tener miedo a que el resultado sea excesivamente blanco y no quede natural ya que el tratamiento blanqueador es algo que se hace a lo largo de 15 días a un mes de forma progresiva. Cuando el paciente y el especialista decidimos que el color del diente es el deseado, entonces paramos el tratamiento. De todas formas es importante hablar con cada paciente para personalizar el tratamiento y conocer las expectativas de cada uno. En Martínez Soroa personalizamos los tratamientos y los resultados para cada paciente.

¿Cuánto tiempo me dura el color que consigo con mi blanqueamiento dental?

La duración de los resultados depende tanto del método empleado como de los cuidados posteriores del paciente (hábitos higiénico-dietéticos). En cuanto a la dieta depende de la cantidad de colorantes que tomes en tu alimentación. Cuanto más expuesto esté el diente a sustancias como el café o el tabaco antes va cogiendo ese color más amarillo-oscuro. Respecto a los hábitos higiénicos también depende del cuidado diario que se lleve a cabo y de las limpiezas dentales periódicas.
Aún así podemos decir que los resultados duran en torno a 3-5 años. Después si se desea, con el paso de los años se puede volver a realizar el blanqueamiento como retratamiento para volver a mejorar el color, pero en este caso se conseguirían los resultados fácilmente ya que el tratamiento básico ya se realizó.

Tengo un diente más oscuro que los demás, ¿qué puedo hacer para igualar su color al resto?

Para armonizar el color con el resto de los dientes se puede realizar un blanqueamiento interno en el diente oscuro. Este diente ha podido oscurecerse por pérdida de su vitalidad causada por un traumatismo infantil y debe estar previamente endodonciado.

¿Por qué hay personas que tienen los dientes más blancos que otras?

Las razones pueden ser varias:
– Por genética, el color original del diente se hereda.
– Por la dieta. El consumo de colorantes (tabaco, café, té y otras infusiones, vino tinto…) hace que el diente se vaya oscureciendo o volviendo más amarillo ya que sufre un
envejecimiento.
– Por la toma de medicamentos (tetraciclinas) en niños con dientes en proceso de formación. Las tetraciclinas son un antibiótico que provoca tinciones intrínsecas (bandas de coloración grises) en el esmalte de los dientes definitivos que se encuentran en proceso de formación. Hoy en día ya no se da este antibiótico en niños menores de 10 años para no tener este efecto secundario. Actualmente es difícil ver a alguien de menos de 40 años que padezca este problema.

¿El blanqueamiento dental puede dañar el esmalte de mis dientes?

El blanqueamiento no daña el esmalte y es indoloro. Es un método muy experimentado y seguro. La sensibilidad dental transitoria es el efecto secundario más común. Esta sensibilidad normalmente es rápidamente reversible, suele desaparecer al poco tiempo de finalizar el tratamiento. Para disminuir esta sensibilidad se sugiere reducir el tiempo diario de exposición al agente blanqueador, o rebajar la concentración del mismo. Si el problema persiste, se debe suspender el tratamiento por uno o dos días.
Mientras tanto se pueden utilizar geles con flúor y nitrato de potasio para ayudar a disminuir la sensibilidad. También se puede incorporar el flúor y el nitrato de potasio en los productos blanqueadores dentales. Por la posible aparición de efectos secundarios, los tratamientos de blanqueamiento dental deben ser prescritos y controlados siempre por un odontólogo.

¿Todas las personas consiguen el mismo tono de blanco gracias al blanqueamiento dental?

El blanqueamiento mejora el color de los dientes de 2 a 4 tonos a partir del color inicial. Como todos los pacientes no parten del mismo color, aunque el tratamiento siempre mejora el color, no todos terminan el tratamiento con el mismo resultado. Hay que valorar si tu boca es candidata a un resultado óptimo con el gel blanqueador o si requiere otro tipo de tratamiento para lograr el color esperado.

¿Duele hacerse un blanqueamiento dental?

No, el blanqueamiento dental es un tratamiento indoloro.

¿Puedo realizarme el tratamiento de blanqueamiento dental si soy una persona fumadora?

No es aconsejable que fumes durante el blanqueamiento ya que el tratamiento le resta color a tus dientes y el tabaco añade, por lo que no permite que los resultados sean igual de eficaces.

¿Puedo volver a fumar o tomar café después de mi blanqueamiento dental?

Sí, se puede volver a consumir en nuestra dieta alimentos con colorantes pero las eventuales trasgresiones dietéticas como el tabaco o el café hacen que el diente vaya cogiendo nuevamente color.
Dependiendo de la dieta que llevemos los resultados del blanqueamiento durarán más o menos.

¿Puedo hacerme un blanqueamiento dental si tengo coronas dentales?

El blanqueamiento no tiene efecto sobre empastes, incrustaciones, coronas, puentes o carillas. En el caso de que el paciente presente este tipo de tratamientos, una vez concluido el blanqueamiento, se valorará si es necesario cambiar los arreglos que hubiera en los dientes anteriores.
Es necesario esperar 15 días aproximadamente para que el color obtenido con el blanqueamiento se estabilice.

¿Funciona el blanqueamiento dental de farmacia?

Para llevar a cabo el blanqueamiento dental se utilizan unos geles con unos principios activos que no es posible comprar en la farmacia para el uso personal en las concentraciones a las que se prescriben en la clínica dental por un dentista. Estos productos en alta concentración deben ser prescritos y supervisados por un dentista. Por lo tanto los productos blanqueantes de farmacia llevan el agente blanqueador en una concentración sensiblemente inferior, esto hace que su efectividad sea muy limitada en comparación con los tratamientos que se realizan en la clínica.
Aún así, estos productos son efectivos, ya que permiten que se adhieran menos las manchas, pero no sirven como tratamiento de choque para conseguir bajar varios tonos el color de los dientes. No debe realizarse un blanqueamiento incontrolado sin la supervisión del odontoestomatólogo a la hora de detectar aquellos factores que pudieron contraindicar este tratamiento y de solucionar los posibles efectos secundarios que pudieran aparecer.

CARILLAS

¿Para qué sirven las carillas dentales?

Las carillas dentales nos permiten enmascarar las anomalías estéticas de los dientes tales como color, forma y tamaño.

¿Qué tipo de pacientes requieren este tratamiento de carillas dentales?

Cualquier persona descontenta con su sonrisa puede realizarse un tratamiento estético de carillas para poder sonreír sin complejos. Generalmente los motivos más frecuentes por los que una persona demanda este tratamiento son:
– Dientes desgastados.
– Alteraciones de color: como son las bandas provocadas por tetraciclinas.
– Alteraciones de forma: cierre de diastemas, dientes conoides.
– Pequeñas malposiciones dentarias.

¿Puedo ponerme tantas carillas dentales como necesite mi boca?

Puesto que las carillas son un tratamiento estético, generalmente suelen realizarse en los dientes anteriores. En Martínez Soroa individualizamos tu caso y te proponemos un tratamiento acorde a tus necesidades

¿Cómo queda el color de las carillas dentales?

El fin último de las carillas es restablecer la estética para que puedas sonreír sin complejos, para lo que te asesoraremos en la elección del color que más se adapte a tu sonrisa.

¿Cuál es el proceso para colocar las carillas dentales?

Depende de la técnica que se realice. Valoraremos tu caso y te proponemos la técnica que mejor satisfaga tus expectativas.

¿Cuánto duran las carillas dentales?

Las duración de las carillas está influenciada por diversos factores como la mordida del paciente, la salud de la encías, los hábitos del paciente y el bruxismo.

¿Se pueden despegar las carillas dentales?

Con una adecuada preparación del diente y una correcta técnica de adhesión de la carilla, no deben caerse, al menos que existan factores que favorezcan su descementado como son el bruxismo, problemas relacionados con la mordida y fractura de la carilla por uso inadecuado de los dientes.

¿Tengo que tener algún cuidado especial con mis carillas dentales?

El cuidado más importante es tener una buena higiene oral, puesto que éste es el pilar fundamental para tener una sonrisa saludable.
Es importante acudir a revisiones periódicas para comprobar el estado de salud bucodental y si es necesario realizar una limpieza de boca.

ORTODONCIA

¿Hasta que edad se pueden colocar los dientes? ¿Funciona la ortodoncia aunque sea adulto?

Sí. Con la ortodoncia conseguimos muy buenos resultados a todas las edades. Este tratamiento no se limita a una edad. Siempre es buen momento para corregir la posición de tus dientes. Lo importante es que la boca esté sana para poder mover los dientes. Es el único requisito, la edad no es un problema. Los dientes se mueven a lo largo de toda la vida.

Tengo una amiga a la que se le movieron los dientes después del tratamiento de ortodoncia y se ha tenido que volver a tratar, ¿me puede pasar a mí lo mismo?

Una vez terminado el tratamiento de ortodoncia es muy importante llevar un control para que los dientes no vuelvan a malposicionarse. Consiste en llevar unos retenedores. Son unos aparatos que se colocan cuando se retira la aparatología activa (independientemente de que sean alineadores transparentes, brackets linguales/internos o brackets convencionales/por fuera) para mantener los resultados conseguidos. Hoy en día los más utilizados son:
– Retenedor de quita y pon: es como un alineador transparente o férula transparente pasiva que no ejerce ya ninguna presión sobre los dientes, sólo los mantiene en la posición final. Se dejaría sólo para dormir.
– Retenedor fijo: es un alambre que se coloca por la cara interna de los dientes anteriores que son los que con más frecuencia vuelven a malposicionarse si no los sujetamos. No se puede retirar, va pegado a los dientes, por lo que se lleva las 24 horas del día.

Hace años que llevo pegado el retenedor fijo de ortodoncia, ¿pasa algo?

Si has ido haciendo tus revisiones anuales no tiene por qué pasar nada. Es conveniente que hagas un correcto mantenimiento de este aparato fijo que va adherido a los dientes. Consiste en realizar limpiezas siempre que se acumule sarro y pasado unos años si hay duda de caries despegarlo para poder valorarlo en condiciones y volverlo a colocar.

¿Cuánto tiempo tengo que llevar los retenedores?

El tiempo que quieras mantener los resultados del tratamiento. No hay nada en nuestro cuerpo que no cambie con el paso del tiempo, y los dientes tampoco son una excepción. Te hayas tratado de ortodoncia o no, los dientes sufren siempre pequeños cambios en su posición a lo largo de la vida ¿Cómo evitarlo? La única manera es llevando un control con los retenedores que son unos aparatos cuyo objetivo es mantener los dientes en su posición. Para ello hay que llevarlos un mínimo de horas al día.
El momento cómodo es a la hora de dormir en el caso de que los retenedores sean de quita y pon. Una vez que se coge el hábito el esfuerzo es pequeño. Otra opción es el retenedor fijo que va pegado a la cara interna de los dientes por lo que el paciente no se lo puede quitar, se lleva las 24 horas del día.

¿Qué técnica de ortodoncia es mejor en mi caso?

Siempre se realiza un estudio de ortodoncia antes de empezar el tratamiento, donde valoramos qué movimientos se van a realizar en tu caso y qué técnicas son más apropiadas para ello para poder ayudarte a decidir.

PRÓTESIS

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UNA PRÓTESIS Y UN IMPLANTE DENTAL?

ESTÉTICA: A nivel estético, tanto una prótesis fija como un implante responden muy bien a los requerimientos estéticos del paciente, aunque los avances en las técnicas y materiales de implantología consiguen que los últimos se parezcan y se sientan más como los dientes naturales.

FUNCIONALIDAD: A nivel funcional, los implantes responden mucho mejor que las prótesis, ya que no se mueven ni corren el riesgo de desprenderse, son más firmes y seguros. Además, con la implantología de carga inmediata, el paciente puede comer, beber y hacer vida normal en un solo día.

ADAPTACIÓN: Por norma general, los pacientes de prótesis dental requieren un mayor tiempo de adaptación que los de implantología. Los implantes se sienten y funcionan como dientes naturales, mientras que las prótesis son un cuerpo extraño al que hay que acostumbrarse. Aunque cada caso es diferente, ya que dependerá en gran medida de las condiciones anatómicas del hueso y de la capacidad de la persona para adaptarse al cambio.

INDEPENDENCIA: Los implantes se colocan directamente sobre el hueso, con lo que no dependen de los dientes adyacentes, ni los sobrecargan o afectan de ninguna forma. En cambio, las prótesis se sujetan a los dientes adyacentes, por lo que se limita la cantidad de dientes que se pueden reemplazar por una parte, y necesitan dientes sanos y en perfecto estado por la otra.

DURACIÓN: Ambas intervenciones requieren unos cuidados y mantenimiento posteriores adecuados, como una correcta higiene dental y revisiones periódicas. En las mejores condiciones, una prótesis dura entre ocho y doce años, mientras que los implantes pueden durar toda la vida, si se cuidan correctamente.

Me han dicho que no tengo hueso para ponerme una prótesis dental fija, ¿qué hago?

Ponerte una prótesis es posible, en Clínica Dental Martínez Soroa te ofrecemos una alternativa: te colocamos una prótesis fija sobre unos implantes y en caso de no existir hueso suficiente conocemos las técnicas de regeneración ósea para solventar este déficit del hueso.

Se me mueve un diente y se me ve al sonreír, pero tengo miedo de acudir al dentista e irme de la consulta sin diente.

No te preocupes, nosotros te ponemos un diente provisional (que solamente sustituye esa pieza) para que no te quedes sin diente y puedas salir de nuestra clínica sonriendo.

ENDODONCIA

¿Cuándo es necesaria una endodoncia?

La causa más frecuente por la que un diente requiere ser tratado con una endodoncia es la caries dental. Otras causas comunes son la presencia de empastes grandes, el traumatismo dentario, cuando se tallan dientes para la colocación de coronas/puentes y en dientes con afectación periodontal.
Cuando la pulpa del diente se encuentra afectada por alguna de estas causas el diente se vuelve sensible al frío, al calor, duele al masticar y aparece un dolor intermitente o constante.

¿Duele una endodoncia?

Una vez transcurrido el efecto anestésico y durante los días posteriores a la realización de la endodoncia puede existir una molestia leve-moderada especialmente a la masticación, debida a la inflamación del tejido periodontal que rodea a la raíz.
Este síntoma post-endodóncico es normal, no siempre aparece y en caso de presentarse remite completamente, desapareciendo pasados unos días.

¿Cómo puede ser que duela un diente endodonciado?

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los pacientes que tienen dientes endodonciados es por qué les duele una pieza que no tiene nervio. Existen varias causas por las cuales pueden aparecer estas molestias:
– El fin del tratamiento endodóncico es eliminar la totalidad del tejido pulpar, realizar una limpieza adecuada de las paredes del conducto o conductos y obtener un sellado óptimo mediante el empleo de gutapercha y cemento sellador. Sin embargo, en algunas ocasiones, debido a la presencia de variaciones anatómicas o calcificaciones, puede ocurrir que la limpieza de los conductos no sea la deseada, lo que implica que pueden quedar bacterias que a medio-largo plazo originen infección, que cursará con dolor y/o inflamación. Por otro lado, si a pesar de realizar una buena limpieza no se consigue un sellado hermético de los conductos, pueden quedar espacios por los que se filtran las bacterias. Ambos casos se intentarán solucionar mediante la reendodoncia, que consiste en retirar la gutapercha empleada con anterioridad, intentar mejorar la limpieza realizada previamente y buscar el sellado tridimensional del conducto mediante el empleo de nueva gutapercha.
– Otras veces, las molestias en un diente endodonciado son consecuencia de la aparición de fisuras o fracturas en la pieza. Cualquier diente es susceptible de fisurarse o fracturarse ante un traumatismo, pero en el caso de los dientes endodonciados, la aparición de estos fenómenos es más frecuente puesto que las piezas endodonciadas son más frágiles debido a la falta de aporte sanguíneo. Por este motivo, se aconseja realizar una adecuada restauración del diente colocando una corona o ‘funda’ tras la realización de la endodoncia, especialmente en pacientes bruxistas (que rechinan los dientes).
– Es importante destacar que el nervio del diente no es el único que puede ocasionar dolor, existen otras estructuras como la encía o el ligamento periodontal (tejido de sostén que une el diente al hueso) que pueden provocar molestias si se inflaman. Una de las causas más frecuentes por las que estas estructuras se pueden inflamar es el empaquetamiento de comida.

¿Hay que tomar antibiótico después de una endodoncia?

La realización de una endodoncia no siempre implica la necesidad de tomar antibiótico. Cuando el motivo de la endodoncia es una caries, lo normal es que la pulpa este vital y no exista infección por lo que no será necesario la toma de antibiótico los días siguientes a la realización del tratamiento.
Por el contrario, cuando la pulpa está necrosada (el nervio está muerto) existe un proceso infeccioso que es indispensable combatir con la toma de antibióticos, especialmente para prevenir la aparición de flemones e intentar disminuir las molestias normales que acontecen en los días posteriores a realizar la endodoncia.

¿Hay alguna alternativa a la endodoncia?

La alternativa a la endodoncia es la extracción dentaria. En Martínez Soroa aconsejamos intentar conservar la pieza dentaria siempre que sea viable y hacer todo lo posible por evitar la extracción dentaria puesto que no hay nada mejor que el propio diente del paciente.

PERIODONCIA

¿Qué es el sarro y por qué sale?

El sarro, conocido también como cálculo, se forma cuando la placa bacteriana endurece y queda adherida a la superficie del diente. Pero, ¿qué es la placa bacteriana? La placa bacteriana es un barrillo blanco pegajoso que se acumula en la superficie de los dientes. Es lo que tenemos que retirar cuando nos cepillamos los dientes. Las hebras del cepillo deben remover ese barrillo blanco para conseguir una buena higiene.
Cuando no retiramos esa placa endurece debido a una mineralización por acumulación de sales, quedando pegada al diente. Estas sales minerales provienen de la saliva, por eso, en las zonas donde desembocan los conductos salivales, se forma más sarro.
Estas zonas son: en los dientes anteriores inferiores en la cara interna (lingual) y en las muelas superiores en su cara externa (vestibular). El sarro además tiene una superficie rugosa que facilita que se vayan acumulando más partículas creando un círculo vicioso que acelera la formación de más sarro.

¿Por qué es importante eliminar el sarro cuanto antes?

Es importante eliminar el sarro para recuperar la salud de tus encías, porque puede provocar movilidad dentaria y pone en peligro la supervivencia de los dientes, por estética y para evitar el mal aliento que puede producir.
– Movilidad dentaria y pérdida de dientes: El sarro se acumula en el límite del diente y la encía. El sarro en contacto con la encía produce gingivitis o inflamación de la encía caracterizada por un sangrado. Esta infección sostenida en el tiempo puede ir profundizando y generando una pérdida de los tejidos de soporte de los dientes (los que hacen que no tengan movilidad y estén fijos a la hora de masticar). Cuando la infección profundiza y afecta también al hueso que sujeta los dientes se denomina enfermedad periodontal. Por culpa de la enfermedad periodontal los dientes pueden llegar a perderse.
– Estética: El sarro no sólo amenaza a la salud de sus dientes y encías, también constituye un problema estético. Al ser más poroso, absorbe las manchas con facilidad. Al empezar a formarse, suele tener un color más blanquecino-amarillo pero con el paso del tiempo va cogiendo un color más oscuro, se va tiñendo.
– Halitosis: Además en algunos casos también produce mal aliento de boca (halitosis).

¿Es malo fumar para las encías?

En fumadores, el tabaco oculta los signos que hacen que se note la infección de la encías (encías enrojecidas, inflamadas, sangrado…) pero no evita las consecuencias: destrucción de los tejidos que mantienen a los dientes en su lugar, movilidad dentaria, incluso pérdida de dientes.
En estos casos la enfermedad avanza de forma todavía más silenciosa pudiendo llegar a progresar rápidamente sin haber notado nada previamente.

¿Qué puedo hacer para evitar que me salga sarro en los dientes?

Lo principal es aprender a realizar el cuidado diario que requiere tu boca, nosotros te ayudaremos explicándote qué instrumentos hay recomendables para tu caso (cepillo dental, cepillos interproximales, hilo dental, raspador lingual, ducha oral, pastas dentífricas, colutorios) y cuáles son las técnicas de higiene para utilizarlos.
Aún así, con el paso del tiempo, es normal que se acumule algo de sarro, pero si realizamos una higiene bucal óptima conseguiremos reducir las citas al dentista y el número de limpiezas.

¿Si me sale sarro significa que me lavo mal los dientes?

No, con el paso del tiempo es normal que se acumule algo de sarro, pero si realizamos una higiene bucal óptima conseguiremos reducir al mínimo la cantidad de sarro que se nos forma.

¿Por qué me sangran las encías?

Cuando las encías sangran es porque están inflamadas. Sería conveniente hacer una exploración para ver cuál es la causa de esa inflamación para poder ayudarte a resolverla dándote consejos para tu cuidado bucal diario y tratándola si fuese necesario con una limpieza o un tratamiento periodontal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies